32 C
Cancún
domingo, mayo 19, 2024

PROYECTO ABSURDO

Durante el 2022, la presidenta municipal Maricarmen Hernández Solís entregó más de dos millones de pesos para cubrir supuestas obras por parte de una empresa de construcción, la cual está administrada por dos hermanos cuya experiencia dice muy poco

El contrato en cuestión, con número de identificación OP-FCP-FISMDF22-LP-24/2022, fue otorgado a la empresa Ingeniería Morelense del estado De Quintana Roo, S.A. de C.V., administrada por Francisco Ademar Parra Ramayo y Gisel Julissa Parra Ramayo

Con un periodo de 90 días para realizar sus obligaciones, las cuales no quedaron del todo claras, uno de sus administradores, Gisel Julissa Parra Ramayo, cuenta con experiencia, pero no en trabajos de obra pública, ya que actualmente es profesora de enseñanza de secundaria foránea

Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo. – Durante el 2022, la presidenta municipal de Felipe Carrillo Puerto, Maricarmen Hernández Solís, entregó más de dos millones de pesos para cubrir supuestas obras por parte de una empresa de construcción, la cual está administrada por dos hermanos cuya experiencia dice muy poco de los motivos que los hicieron acreedores de la licitación pública.

De acuerdo con el contrato en cuestión, con número de identificación OP-FCP-FISMDF22-LP-24/2022, el H. Ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto le otorgó a la empresa Ingeniería Morelense del estado De Quintana Roo, S.A. de C.V., administrada por Francisco Ademar Parra Ramayo y Gisel Julissa Parra Ramayo, un contrato para la construcción de piso firme en varios poblados del municipio.

Por medio de licitación pública, este par fue responsable de cubrir 3,325.00 m² de piso firme en los poblados rurales de Santa Isabel, Chan Santa Cruz, San Andrés y Chancah, apoyados de un presupuesto de $2,448,655.02 (dos millones cuatrocientos cuarenta y ocho mil seiscientos cincuenta y cinco pesos 02/100 M.N.), basados con el 16% del impuesto al valor agregado.

Para este proyecto, la empresa involucrada tuvo un periodo de 90 días para realizar sus obligaciones, las cuales no quedaron del todo claras, sobre todo porque uno de sus administradores, Gisel Julissa Parra Ramayo, cuenta con experiencia, pero no en trabajos de obra pública, ya que actualmente es profesora de enseñanza de secundaria foránea.

Con un sueldo mensual bruto de $18,459.64 (dieciocho mil cuatrocientos cincuenta y nueve pesos 64/100 M.N.), prestaciones económicas de medida económica por única vez, acreditación por años de servicio en la docencia, sistema de compensación y prestaciones, queda en cuestión su papel como una de las administradoras de la empresa Ingeniería Morelense del estado De Quintana Roo, S.A. de C.V., ya que su experiencia en docencia no la hace acreedora de un contrato de más de dos millones de pesos.

Previamente, en un intento desesperado de conseguir más adeptos a su “visión” para poder seguir ostentando el poder por tres años más, y poder darse sus gustos, la “influencer” que funge como alcaldesa en Felipe Carrillo Puerto donó de buena voluntad un predio a los elementos de la dirección de Seguridad Pública.

Y es que es tan evidente la necesidad de ganar popularidad, pues a unos meses de las elecciones, los carrilloportenses sólo han sido víctimas de la inexperiencia de la alcaldesa, que aparece más en vídeos en redes sociales que en las zonas y demarcaciones del municipio que de verdad requieren de su tiempo y atención.

Ante esto, como un acto de tipo “apaga fuegos”, Hernández Solís compró un predio por un monto total de 3 millones 200 mil pesos, el cual la munícipe donó a los elementos de la dirección de Seguridad Pública.

De acuerdo con el documento firmado por la edil el 23 de agosto del 2023, este predio se encuentra ubicado en la carretera federal Felipe Carrillo Puerto-Mérida. Dicha extensión de tierra tiene por nombre “La Flor del Samaritano”; sin embargo, dicho negocio de compraventa se realizó con un viejo conocido de la política carrilloportense y que además es muy repudiado en el estado de Quintana Roo.

Se trata del exalcalde priista de Felipe Carrillo Puerto, Javier Novelo Ordóñez, quien también fungió como operador político del diputado federal Luis Alegre Salazar, presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados y estuvo al frente del Instituto Estatal para la Educación de Jóvenes y Adultos (IEEA), en la administración de Roberto Borge Angulo (2011-2016).

No obstante, este personaje político fue más conocido por su larga gestión al frente del IEEA, donde vivió a cuerpo de rey derrochando en viáticos y plazas, dejando hundido al instituto. Resulta increíble cómo a estas alturas y dado el espeluznante historial del expriista –y ahora morenista– Novelo Ordóñez, la edil haya tenido el descaro de hacer tratos con el exalcalde que incluso fue investigado por sus desvíos.

Con información de Sol Quintana Roo

NOTAS RELACIONADASS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

RECIENTES