32 C
Cancún
domingo, mayo 19, 2024

En tiempos de la 4T, diputados gastan más de mil millones de pesos en “embellecer” San Lázaro

Contra las normas de austeridad republicana que proclaman los líderes de la mayoría morenista y sus aliados, la actual legislatura federal ya derrochó cientos de millones de pesos en contratos para que unas cuantas empresas realicen obras de dudosa utilidad, algunas de índole estética.

Ciudad de México.- Desde la avenida H. Congreso de la Unión, al cruce con la calle Sidar y Rovirosa, se observan tres grúas rodeadas de una muralla laminada blanca que impide ver el avance en tierra de un nuevo edificio al interior de la Cámara de Diputados. Será nombrado como el “J” y su construcción inicial está a cargo de la empresa Postensa Obra, SA de CV, que durante este 2023 obtuvo un contrato plurianual por 375.7 millones de pesos para la etapa “A” de cimentación y basamento.

Durante las Legislaturas LXIV y LXV –ambas con mayoría de Morena y sus aliados Partido del Trabajo (PT) y Verde Ecologista (PVEM)–, la Cámara de Diputados ha derrochado poco más de mil millones de pesos de dinero público en obras de infraestructura y varias estéticas, que van desde la primera etapa de construcción del edificio “J”, un nuevo inmueble para Talleres Gráficos que aún sigue en obra, la remodelación de fachadas y cambios de pisos, hasta el reencarpetamiento asfáltico, la construcción de un domo retráctil y de una aduana para el acceso peatonal, entre otras.

De 2019 hasta lo que va de 2023, Interiorismo Corp, SA de CV –que también ha trabajado en el proyecto del Tren Maya– es la empresa favorita de los legisladores, pues ha obtenido seis contratos, sea por adjudicación directa o por licitación pública, que ascienden a 333.5 millones de pesos. La compañía se ha encargado de rehabilitar las fachadas de casi todos los edificios del complejo legislativo, el cual prácticamente ha sido retocado en su totalidad durante estas dos legislaturas.

En una superficie de 156 mil metros cuadrados, el Palacio Legislativo de San Lázaro, ubicado en la alcaldía Venustiano Carranza, tiene actualmente nueve edificios nombrados de la “A” a la “I”, y el “J” en fase inicial de construcción; la explanada principal “Plaza de los Constituyentes”; un Centro de Desarrollo Infantil (Cendi); un inmueble para Talleres Gráficos que sigue en obra; cuatro puertas de entrada peatonales; cuatro estacionamientos; un helipuerto; una cancha de futbol y varias áreas verdes.

A decir de empleados del recinto, los diputados que llegan en cada legislatura modifican a su antojo la infraestructura y estética del Palacio Legislativo, adecuaciones y construcciones que, aseguran, no son necesarias.

Desde 2019, con las Legislaturas LXIV y LXV en funciones, 22 empresas fueron contratadas por los diputados –tanto por adjudicación directa como por licitación pública– para realizar al menos 32 obras, cuyo monto acumulado en contratos es de mil 32 millones 95 mil 913 pesos, hasta agosto de 2023.

En el periodo de ambas legislaturas (2018-2024), el Senado, cuya nueva sede fue inaugurada en abril de 2011, erogó casi una tercera parte que lo gastado por los diputados: el monto ascendió a 368 millones de pesos en obras de infraestructura.

Desmantelamiento y embellecimiento de las fachadas

Lejos del discurso de austeridad republicana que pregonan Morena y sus militantes, incluidos los diputados, la infraestructura del Palacio Legislativo ha sido modificada al antojo de los partidos políticos dominantes en cada legislatura, con millones de pesos gastados. Por ejemplo, la rehabilitación y cambio de fachadas en prácticamente todos los edificios del recinto.

Interiorismo Corp, SA de CV, lleva por lo menos cinco años interviniendo las fachadas de los edificios “B”, “C”, “D”, “E”, “F”, “G”, “H”, “I”, así como del Cendi y la zona de elevadores. Ha retirado el ladrillo rojizo y neocantera anterior, para colocar planchas grisáceas en diversas caras de las edificaciones.

El cambio de fachadas ha resultado ser un lastre para la Cámara de Diputados. El diario Reforma documentó que en 2013 el despacho Ramírez Vázquez y Asociados remodeló las fachadas de San Lázaro, obra en la que se usó un material conocido como neocantera, recomendado exclusivamente para interiores. Finalmente, la obra fue un fracaso en el que se gastaron 51 millones de pesos.

En 2019, Interiorismo Corp, SA de CV, tuvo que ser contratada para recomponer la obra fallida y colocar materiales específicos para exteriores. Proceso constató, en un recorrido, que la antigua fachada rojiza está prácticamente reemplazada, salvo algunos recovecos y muros que faltan por cambiar o quedarán sin su renovación.

En tan solo cuatro años, la empresa encargada de las fachadas se ha embolsado 333.5 millones de pesos. En una primera etapa, en 2019, la empresa desmanteló y reparó las fachadas fallidas hechas por Ramírez Vázquez y Asociados, correspondientes a los edificios “D”, “E” y “F”. Un año después, la rehabilitación continuó en una segunda etapa. En estas obras los diputados gastaron 133 millones de pesos.

Pero las reparaciones y cambios de fachadas siguieron durante 2021 y 2022. Los edificios “H”, “C”, “G”, “B” y el Cendi fueron intervenidos con un costo de casi 200 millones de pesos.

Construfider, SA de CV, fue la única empresa distinta a Interiorismo Corp, SA de CV, que intervino en la rehabilitación de fachadas, caso preciso en el edificio “H”, con un contrato de 9.5 millones de pesos, pactado este 2023.

Nuevos pisos y reencarpetados

Las obras y adecuaciones en la Cámara de Diputados en las Legislaturas LXIV y LXV no sólo se limitan al nuevo edificio “J”, el inmueble de Talleres Gráficos y las fachadas; prácticamente todos los pisos del complejo legislativo lucen nuevos.

Durante 2021 y 2022 la Constructora Urbaniq, SA de CV, fue beneficiada con 27 millones de pesos para la sustitución del piso de la Plaza Legislativa, con un acabado de piedra volcánica, cuya superficie de obra fue de aproximadamente cinco mil 700 metros cuadrados.

En tanto, el encarpetado del estacionamiento subterráneo exclusivo para diputados y/o asesores también luce nuevo, brilloso y con señalizaciones recientes. Los legisladores acceden al recinto principalmente por la calle Emiliano Zapata y arriban a este estacionamiento en el que tienen amplios cajones desde los cuales pueden acceder casi de inmediato al Salón de Sesiones. También disponen de la parte del helipuerto para estacionar sus vehículos.

Proceso comprobó que este 2023 la empresa GPX Arquitectos, SA de CV, obtuvo en adjudicación directa la “Obra de reencarpetado y balizamiento de basamento” por un monto de 50.7 millones de pesos que, en efecto, fue para la remodelación de su estacionamiento exclusivo.

El año pasado los diputados también decidieron gastar en el “Reencarpetamiento asfáltico de los accesos vehiculares de la Cámara de Diputados”, obra que costó 4.7 millones de pesos y benefició a la compañía IPCA, SA de CV, a través de licitación pública.

El 10 de noviembre, la Cámara dio a conocer que Víctor Hernández Martínez, un trabajador sindicalizado, murió dentro de las instalaciones. Proceso averiguó que el empleado cayó el 8 de aquel mes en un espacio en construcción situado entre el edificio “G” y el “H”, en el área del estacionamiento exclusivo de los diputados, y su cuerpo fue localizado hasta dos días después.

En tanto, la compañía Líder en Aplicación y Ejecución de Proyectos, SA de CV, cobró 15.9 millones de pesos para la “sustitución de piso de concreto y reacondicionamiento integral del estacionamiento de helipuerto”.

Y más: los diputados avalaron el “cambio de recubrimiento en piso de la terraza norte” del edificio “H”, por parte de la empresa Loragi Arquitectura Integral, SA de CV, que recibió casi ocho millones de pesos. Asimismo se sustituyeron pisos y se le dio mantenimiento a cubos y escaleras de los Edificios “F” y “D”.

Más obras y retoques

Trabajadores de la construcción, bultos con cascajo y material dentro de los edificios, así como zonas resguardadas, aún se aprecian en distintos puntos de la Cámara de Diputados.

Por ejemplo, el edificio “I”, que alberga centros de estudios y varios salones de reunión, ubicado en la zona posterior de la Cámara baja, está inhabilitado en su totalidad debido a una remodelación integral a cargo de la empresa Diauto Servicio, SA de CV, que a finales de 2022 cobró 28 millones de pesos por el proyecto, cuya fecha de finalización no ha sido precisada. El edificio ya cuenta con fachada nueva, igual a la del resto del Palacio Legislativo.

Otra obra que ha cambiado la fisonomía del Palacio Legislativo se concretó en 2019. La empresa Servicios de Construcción, Proyección e Inspección, SA de CV, obtuvo un contrato por 29.9 millones de pesos para la “Construcción de Aduana para acceso peatonal del Recinto Legislativo de la calle Emiliano Zapata y obras complementarias”.

Las obras no pararon, y en 2021 se erigió un nuevo inmueble destinado a Talleres Gráficos, cuyas dos etapas de construcción costaron 48.3 millones de pesos. Las firmas beneficiadas fueron Grupo Vingtec, SA de CV, y Proyectos, Construcción y Suministro SIAP, SA de CV. Actualmente este inmueble, ubicado en la parte posterior de la Cámara, aún no está terminado en su totalidad.

Obras contratadas por diputados entre 2019 y 2023 / monto pagado

  • Reforzamiento de columna del Edificio “G”, Puerta 6 de Basamento / $438,350
  • Adecuación de espacio para instalación de equipo de Rayos X / $2,612,120.2
  • Rehabilitación de tubería de drenaje del Edificio “H” al colector perimetral de Cámara de Diputados / $2,260,728.52
  • Obra de reconstrucción de banquetas / $390,140.31
  • Mantenimiento, conservación y restauración del Edificio Histórico de la Antigua Exgarita de San Lázaro (primera etapa) / $12,874,457.28
  • Construcción de oficinas de la Dirección General de Resguardo y Seguridad / $6,999,833.08
  • Mantenimiento, conservación y restauración del Edificio Histórico de la Antigua Exgarita de San Lázaro (segunda etapa) / $6,061,915.04
  • Estudios, diagnósticos, diseño y ejecución para el reforzamiento estructural del Edificio Histórico de la Antigua Exgarita de San Lázaro / $2,846,569.67
  • Construcción de un cárcamo en la Puerta 8 del Basamento / $2,856,762.42
  • Mantenimiento a cubos de escalera y pasillos de los Edificios A, B y H (pisos y muros) / $15,359,985.78
  • Remodelación de las casetas exteriores de vigilancia del Palacio Legislativo / $1,993,885.74
  • Construcción de domo retráctil para el patio de la Antigua Exgarita de San Lázaro / $1,932,750.23
  • Mantenimiento, conservación y restauración del inmueble de la Biblioteca Legislativa / $11,957,690.35

Respuesta de la Cámara

Para la Cámara de Diputados, las nuevas construcciones, modificaciones y mejoras en las instalaciones están justificadas, debido a que éstas “se han deteriorado gradualmente” con el tiempo y se requieren “espacios seguros” para el desarrollo de labores legislativas y administrativas, así como la realización de eventos.

La ejecución de los proyectos de obras de mejoramiento de infraestructura “se determina, dada la identificación de diversas problemáticas que han generado un deterioro considerable en las instalaciones, como lo es el resultado de los movimientos diferenciales que se han presentado al transcurrir de los años, con motivo de los asentamientos del conjunto de edificios”, respondió la Secretaría General al requerimiento de Proceso.

Añadió que el incremento de la población en la Cámara de Diputados –seis mil personas– ha propiciado que espacios que originalmente eran estacionamientos ahora sean oficinas.

“Las intervenciones a realizar atienden a la exigencia de las necesidades de mejora, que por la propia naturaleza requieren de una intervención inmediata, para evitar poner en riesgo la seguridad y salvaguardar la integridad”, indicó la dependencia.

La Cámara baja también argumentó que estas obras son para “dignificar y mejorar” el ambiente físico de los empleados, “al contar con espacios de características apropiadas de ocupación, funcionalidad, distribución y accesibilidad (personas con discapacidad); que propicien el desempeño laboral eficiente y la productividad del personal”.

Sin embargo, lejos de mejorar la accesibilidad y seguridad de las instalaciones, los empleados de la Cámara han tenido que recurrir a calles aledañas para estacionar sus vehículos, ante la falta de lugares adentro y por las obras. En un recorrido por la zona, Proceso constató que en calles como Sidar y Rovirosa y Emiliano Zapata franeleros cobran 50 pesos por día a empleados de la Cámara por dejar sus vehículos en plena calle. Y peor aún, cuando hay días de sesión, la tarifa sube a 100 pesos.

NOTAS RELACIONADASS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

RECIENTES