28 C
Cancún
sábado, mayo 25, 2024

¡DESVERGONZADOS!

Los flamantes diputados de la XVII Legislatura obtienen de manera mensual un millón 352 mil 436 pesos, lo que hasta agosto de 2023 son más de 10 millones de pesos, esto por conceptos de dieta, viáticos, remuneraciones o retribuciones, pese a que legislan pocas horas a la semana

Renán Eduardo Sánchez Tajonar no es presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, pero la maña copiada de sus antecesores es ahora replicada por Humberto Aldana Navarro, quien ostenta dicho cargo desde septiembre del presente año

Lo percibido mes con mes no tiene un claro objetivo, ya que solamente se encargan de sesionar a favor de sus antecesores, a quienes les tapan sus errores. Además de beneficiar a empresas que le han hecho daño a Quintana Roo como Aguakan, que es protegida por ellos

Othón P. Blanco, Quintana Roo. – Sin importar que el período de Renán Eduardo Sánchez Tajonar al frente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) del Congreso de Quintana Roo haya finalizado y que Humberto Aldana Navarro ocupe su lugar, los flamantes diputados continúan ganando millones de pesos, por prácticamente no hacer nada.

En el año que llevan gestionando, los integrantes de la XVII Legislatura han propuesto leyes absurdas, que simplemente insultan la inteligencia de las y los quintanarroenses, por ejemplo, cuando a Hugo Alday Nieto, del Partido del Trabajo (PT), se le ocurrió la brillante idea de apoyar un nuevo impuesto para los quintanarroenses, a pesar de que la economía familiar está deteriorada.

Aunado a las pocas horas que sesionan semanalmente, ya que la mayor parte del tiempo se la pasan de paseo por las demarcaciones que los eligieron, ya sea descansando, como ha expuesto Elda Xix, quien se ha evidenciado cocinando, u otros que ya iniciaron las campañas para conseguir la candidatura a la presidencia municipal por su partido.

Pese a todo y que han dejado mal al pueblo que confió en ellos con su voto, anualmente ganan millones de pesos, así lo reveló una solicitud de transparencia, donde se requirió la información sobre sueldos y remuneraciones extras por su “ardua” labor.

En la solicitud con número de folio 231285300017723, se pidió conocer lo siguiente: “Solicito conocer el monto de la remuneración de Diputadas y Diputados del estado, desglosado con base en la fracción I del artículo 127 Constitucional, que considera remuneración o retribución toda percepción en efectivo o en especie, incluyendo dietas, aguinaldos, gratificaciones, premios, recompensas, bonos, estímulos, comisiones, compensaciones y cualquier otra, con excepción de los apoyos y los gastos sujetos a comprobación que sean propios del desarrollo del trabajo y los gastos de viaje en actividades oficiales”.

Foto: Sol Quintana Roo

De acuerdo a lo expresado en la respuesta, se menciona qué hasta agosto de 2023, en total por los rublos especificados con anterioridad han obtenido $1,352,436.18 (Un millón trescientos cincuenta y dos mil cuatrocientos treinta y seis pesos 18/100 M.N.) de manera mensual, situación similar a la de 2022.

En aquel año, los integrantes del recinto Legislativo, tuvieron una remuneración de $2,252,023.22 (Dos millones doscientos cincuenta y dos mil veintitrés pesos 22/100 M.N.), de manera mensual, por lo que durante todo el año consiguieron $27,024,278.58 (Veintisiete millones veinticuatro mil doscientos setenta y ocho pesos 58/100 M.N.).

Retomando el punto anterior, durante enero a agosto de 2023, los diputados han recibido $10,819,489.46 (Diez millones ochocientos diecinueve mil cuatrocientos ochenta y nueve pesos 46/100 M.N.), cantidad que es erogada del presupuesto público.

Pese a que, en el Palacio Legislativo ubicado frente a Punta Estrella en el Boulevard Bahía de Chetumal, es el sitio donde están encargados de aprobar las leyes que rigen a la sociedad quintanarroense, en beneficio de los habitantes, esto no es así desde hace muchos años.

Foto: Sol Quintana Roo

La mayoría que han ocupado los curules son puestos por ser amigos de los líderes políticos, así como parte de los tratos entre partidos, que se rolan los puestos, dejando afuera a los jóvenes con propuestas, que entienden las necesidades de la gente.

Dicho puesto es únicamente para legislar a favor de unos pocos, ejemplo de ello es Aguakan, que simplemente realiza sus “pininos” con los legisladores para que mantengan afuera de su agenda la concesión de dicho proveedor, mismo que ha sido evidenciado por su ineficiencia.

Los pasillos del Congreso del Estado parece más una pasarela y un trampolín, donde han pasado más diputadas y diputados que propuestas que beneficien a la gente, ya que es solo una plataforma para buscar un puesto en las gestiones venideras y continuar su carrera dentro del servicio público.

Mientras tanto, la gente se tiene que tragar a los candidatos no oficiales como Sánchez Tajonar, que ya comenzó su campaña en Cozumel, pese a que no son los tiempos y aunque este tipo de personajes le den la mano a la gente, con la otra la apuñalan, porque sus ambiciones pueden más que su labor, por el que se les paga.

Con los diputados es entendible la frase “No hay dinero que alcance”, pues con cada cantidad que reciben, sólo quieren más y más, sin importar si esto tiene funcionalidad, a la par que la hacen de “albañiles sin experiencia”, pues reparan la fuga que dejaron sus antecesores, reconstruyendo lo destruido por la mala calidad de los materiales, en este caso de los legisladores, para que más adelante el problema vuelva a salir a la luz, pero de peor manera.

Y como dicen los que en verdad saben, pero no lo pregonan… Las cosas no cambian en el Congreso del Estado. El Poder Legislativo ha dejado de ser el recinto donde se “crean” las leyes en beneficio de los ciudadanos y se ha convertido en un burdel sin fondo, donde se prostituyen las leyes y se obliga a la mayoría a cumplir con los mandatos, aunque sean perjudiciales.

¿Por qué? Simple respuesta. Los integrantes de la XVII Legislatura del Congreso de Quintana Roo llegaron no para solucionar problemas, sino para tapar actos de corrupción de amigos y aliados políticos. Para muestra un botón: Dejaron a un lado la política de austeridad y se han dedicado a aprobar todo lo que sus correligionarios les ordenan, como aumentar presupuestos y palomear lo que sea necesario para humillar al pueblo.

No llegaron al Congreso local para sumarse y dar soluciones a los cientos de problemas existentes, así como tampoco para exigir explicaciones a sus antecesores por la desaparición de decenas de millones de pesos que utilizaron, en quién sabe qué, pero que en documentos aparecen como apoyos sociales y que hasta un grupo de personalidades han denunciado que sus nombres aparecen en las listas, que fueron hechas por los mismos diputados de las XV y XVI Legislaturas, respectivamente.

Diciembre se ha volcado como el mes más productivo de los diputados locales —no por los jugosos aguinaldos que obtendrán, sus dietas, sus estímulos y los mil y un pretextos que siempre tienen para obtener dinero “limpio” del presupuesto del legislativo— sino porque han comenzado a trabajar para las próximas elecciones y esta es la manera más rápida de iniciar con un red interna-municipal de votantes a favor.

Es por ello que a los legisladores de Quintana Roo, los que ahora están sentados en las curules del recinto legislativo, tienen el mote de Non Gratos, por sus acciones que se han convertido en creíbles, increíbles, pero, sobre todo, inverosímil por sus acciones cotidianas que lo único que han demostrado es no tener compromiso alguno con los ciudadanos, quienes fueron lo que llevaron a convertirse en importantes y ricos.

Con información de Sol Quintana Roo

¡Entérate de las noticias más relevantes del mundo y de Quintana Roo! 👇

A todos nuestros lectores les avisamos que estamos más cerca de ti, síguenos ahora en nuestro canal de WhatsApp https://whatsapp.com/channel/0029Va68IVD2v1Itg2ye6d0G

NOTAS RELACIONADASS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

RECIENTES